El Islam creció gracias a la sequía durante el siglo VI

Antes de Mahoma existía en el sur de la península arábiga el reino de Himyar, un rico estado comercial que surgió en el actual Yemen, y cuya riqueza se basaba tanto en el control de las rutas comerciales que conectaban el océano Índico con el mar Rojo como en un extenso sistema de riego y cultivos. Sin embargo hacia el 525 los himyaritas fueron conquistados por sus vecinos etíopes del reino de Axum y desaparecieron de la historia, creando un vacío de poder del que se aprovecharía el Profeta para lanzarse a la conquista de Arabia en nombre de Alá.La rápida caída de Himyar fue explicada por las crónicas de la época mediante una gran sequía que acabó con la agricultura de la región a partir de 520. A fin de corroborarlo un equipo de la Universidad de Basilea se desplazó a Omán, donde han encontrado pruebas que lo demuestran en la cueva de Al Hoota.Estudiar el clima a través de la geologíaDado que no existen datos arqueológicos al respecto, los especialistas suizos que han publicado su estudio recientemente en la revista Science, recurrieron a la geología, concretamente a los ritmos de crecimiento de las estalagmitas, dado que su grosor depende de la cantidad de agua cargada de sedimento que cae sobre ellas. En base a esto los suizos han elaborado una cronología de las estalagmitas fechando sus niveles año tras año por el grado de degradación de sus átomos de uranio, que se transforman con el tiempo hasta convertirse en plomo al cabo de 4.500 millones de años.Gracias a esta técnica radiológica se ha conseguido reconstruir el clima de la zona, y se confirma que a principios de siglo VI una gran sequía asoló la península arábiga adelgazando el diámetro de estas columnas de piedra.Hambre y guerras por culpa de la sequíaSegún el director del proyecto Dominik Fleitmann a partir del 520 la población experimentó muchas penurias a causa del hambre; la falta de lluvia acabó entonces con Himyar ya que varios años de sequía extrema podrían desestabilizar un reino semidesértico que dependía de la agricultura para mantener a su población.El Islam como esperanzaLa caída del poderoso estado yemení desestabilizó a toda Arabia, que se fragmentó en una serie de tribus y pequeños reinos que luchaban entre si por sobrevivir en esos años de sequía. Fue entonces que apareció el Islam, ofreciendo a los atribulados árabes una alternativa esperanzadora a su precaria existencia mediante la fe, la unidad y la conquista de tierras fértiles fuera de Arabia.

Cargando

Listado de publicaciones

El Islam creció gracias a la sequía durante el siglo VI

Antes de Mahoma existía en el sur de la península arábiga el reino de Himyar, un rico estado comercial que surgió en el actual Yemen, y cuya riqueza se basaba tanto en el control de las rutas comerciales que conectaban el océano Índico con el mar Rojo como en un extenso sistema de riego y cultivos. Sin embargo hacia el 525 los himyaritas fueron conquistados por sus vecinos etíopes del reino de Axum y desaparecieron de la historia, creando un vacío de poder del que se aprovecharía el Profeta para lanzarse a la conquista de Arabia en nombre de Alá.La rápida caída de Himyar fue explicada por las crónicas de la época mediante una gran sequía que acabó con la agricultura de la región a partir de 520. A fin de corroborarlo un equipo de la Universidad de Basilea se desplazó a Omán, donde han encontrado pruebas que lo demuestran en la cueva de Al Hoota.Estudiar el clima a través de la geologíaDado que no existen datos arqueológicos al respecto, los especialistas suizos que han publicado su estudio recientemente en la revista Science, recurrieron a la geología, concretamente a los ritmos de crecimiento de las estalagmitas, dado que su grosor depende de la cantidad de agua cargada de sedimento que cae sobre ellas. En base a esto los suizos han elaborado una cronología de las estalagmitas fechando sus niveles año tras año por el grado de degradación de sus átomos de uranio, que se transforman con el tiempo hasta convertirse en plomo al cabo de 4.500 millones de años.Gracias a esta técnica radiológica se ha conseguido reconstruir el clima de la zona, y se confirma que a principios de siglo VI una gran sequía asoló la península arábiga adelgazando el diámetro de estas columnas de piedra.Hambre y guerras por culpa de la sequíaSegún el director del proyecto Dominik Fleitmann a partir del 520 la población experimentó muchas penurias a causa del hambre; la falta de lluvia acabó entonces con Himyar ya que varios años de sequía extrema podrían desestabilizar un reino semidesértico que dependía de la agricultura para mantener a su población.El Islam como esperanzaLa caída del poderoso estado yemení desestabilizó a toda Arabia, que se fragmentó en una serie de tribus y pequeños reinos que luchaban entre si por sobrevivir en esos años de sequía. Fue entonces que apareció el Islam, ofreciendo a los atribulados árabes una alternativa esperanzadora a su precaria existencia mediante la fe, la unidad y la conquista de tierras fértiles fuera de Arabia.

Lee mas

The Download: a curb on climate action, and post-Roe period tracking

This is today’s edition of The Download, our weekday newsletter that provides a daily dose of what’s going on in the world of technology. The US Supreme Court just gutted the EPA’s power to regulate emissions The news: The Environmental Protection Agency’s ability to regulate carbon dioxide and other greenhouse-gas emissions has been dealt a massive blow…

Lee mas

Las redes sociales ofrecen una infinidad de posibilidades y, a su vez, una gran cantidad de riesgos. Descubre aquí cómo proteger tu cuenta de la mejor manera.

Lee mas

Someone loaded Doom onto a McDonald's self-order kiosk

For people who have a soft spot for first-person shooter games and hardware hacking, the first question that pops into their mind when stumbling upon any piece of technology is, “Does it run Doom?” People have gotten the classic FPS to work on anything resembling digital technology, including a humble…

Lee mas

Tobii to provide eye-tracking tech for PlayStation VR2

On Friday, Tobii announced a deal to incorporate its eye-tracking technology in PlayStation VR2. The company already has experience bringing the functionality to headsets, but the PlayStation 5 accessory presents the first opportunity to introduce it to a mainstream audience.

Lee mas
Cargando